1—La escritura de un largo ensayo sobre Dante e Borges me ha ofrecido la gratisima ocasion de volver a hacer una full immersion en la obra del gran maestro argentino. Una obra y un escritor que por su dimension universal pertenecen ya al patrimonio de la humanidad. Y mientras volvia a leer los cuentos, poemas y ensayos borgeanos no he podido sustraerme a la tentacion de volver con la memoria a mi primer encuentro con Borges.

Fue Dante la chispa que creo el contancto inmediato entre nosotros.

“ Mucho gusto, Maestro!”

“ Non me diga, Maestro: llameme, Borges!”

“ Pero, yo se lo digo come Dante a Virgilio!”

“Ah! Por qué usted conoce Dante?”

“ Si, un poco!”

Y como dicen los franceses c’est parti!

A partir de ese momento y, gracias al comun amor por Dante, tuve la suerte de tener con Borges varias charlas de las que guardo un recuerdo tan intimo como indeleble. 

Con la actitud   provocatoria che lo distinguia, Borges se deleitaba en interrogar sobre Dante a las personalidades italianas – a menudo importantes- que encontraba y mas de una vez aparentaba no recordar un episodio, un personaje, unos versos de la Divina Comedia para meter en dificultad a sus interlocutores.

Pero esta actitud pertenecia al Borges ironico. El otro Borges, que uno descubre en sus escritos y del que tambien he sido testigo, es mucho mas denso y profundo. Es el Borges inmortal, que sigue hablando al lector moderno con increible inmediatez y actualidad. Ese   Borges que, hoy como entonces, me sigue pareciendo un gran condor que amaba lanzarse en el espacio sin frenos e inhibiciones con el unico deseo de sentir la fascinacion de la libertad intelectual.

Como es sabido, Borges consideraba la Comedia la cumbre de la literatura y hasta de todas la literaturas y a menudo encontraba en el   poema sacro fuentes de insipracion para sus escritos. Sin embargo, frente a la obra del gran maestro florentino él mantuvo siempre una amplia libertad de pensamiento y una gran autonomia intelectual. Cuando habla de temas tan relevantes como el tiempo, la fragilidad de la vida, el orden o el caos del mundo, el mas alla, la trascendencia, la muerte Borges se aleja de los senderos dantescos y   ofrece de estos temas   una vision original, estimulante y sugestiva que fascina al lector moderno.

Dante y Borges tienen una vision opuesta de la realidad.

Si bien para ambos el punto de partida no parece muy distante ( el tiempo que huye, la precariedad de la vida, la pequenez del mundo) bien distinta es la solucion final.

Para el poeta florentinio el universo es un todo armonico, que refleja maravillosamente el orden divino que lo sustenta.   “ Existe un orden entre todas/las cosas, y esto es causa de que sea/a Dios el universo semejante”” (Pd.I,103-105)

En cambio, para el escritor   argentino, el mundo es una   “ infinita algarabia” escrita por “ Alguien” o “ Algo” en un idioma desconocido. . La vida es misteriosa, aleatoria, indescifrable: “ Mi vida que no entiendo, esta agonía/de ser enigma, azar, criptografía,/

y toda la discordia de Babel” .

De esta diferente   vision del mondo nace una distinta meta final para el hombre. Extraviado en la “selva oscura” del pecado, el hombre, según Dante, puede volver al “recto camino” haciendo prevalecer la razon sobre los vicios (Virgilio), reconociendo los limites del conocimiento humano y encomendandose para la salvacion final a la gracia divina (Beatriz). Despues de la muerte, los malvados seran condenados al infierno, los justos recibiran su premio en el paraiso, los que se arrepienten podran purificarse en el purgatorio.

Viceversa, para Borges el hombre se pierde en el universo, se desdobla, se rompe en mil pedazos, es sujeto y objeto de un sueno, se refleja en muchos espejos, se pierde en laberintos, encuentra “ senderos que se bifurcan” y antes de morir se encuentra solo frente a si mismo.

“ Un hombre se propone la tarea de dibujar el mundo. A lo largo de los años puebla un espacio con imágenes de provincias, de reinos, de montañas, de bahías, de naves, de islas, de peces, de habitaciones, de instrumentos, de astros, de caballos y de personas. Poco antes de morir, descubre que ese paciente laberinto de líneas traza la imagen de su cara.”

 

2.- Queriendo profundizar un poco el analisis sobre la relacion entre estos dos grandes escritores, valdria la pena preguntarse si la extraordinaria admiracion de Borges por Dante no tenia su   fondamento tambien en el hecho que Dante habia logrado una hazana que a él le le parecia inalcanzable: escribir el poema absoluto, realizar la obra total . Como interpretar de otro modo la dramatica pregunta que Borges hace a si mismo de estar desperdiciando quizas sus dones por no haber escrito todavia el poema?

“ Todo esto te fue dado … has gastado los años y te han gastado y todavía no has escrito el poema” .

En realidad Borges el poema lo ha escrito si por poema se entiende toda su obra y no solo la recopilacion de sus poemas, su poesia completa.

Una interesante aproximacion a la tentativa de escribir el libro total puede considerarse tal vez la Biblioteca de Babel, concebida por Borges como el conjunto de todos los libros, imaginados o posibles, una biblioteca destinada a sobrevivir aun cuando la especie humana sera extinguida. Una biblioteca “ iluminada, solitaria, infinita, perfectamente inmóvil, armada de volumenes preciosos, inutil, incorruptible, secreta.” Una biblioteca que para le escritor   argentino es la imagen misma del paraiso: “ Yo que me figuraba el Paraíso bajo la especie de una biblioteca”..

Otro intento   borgeano   de lograr una vision total del mundo puede ser considerado Aleph, uno de los cuentos mas intensos y sugestivos del escritor argentino.

Aun teniendo presente la gran distancia que existe entre la concepcion del mundo de Dante y la concepcion del mundo de Borges, es dificil resistir a la tentacion de cotejar la visione borgeana de Aleph con la vision del universo que Dante describe en el Paraiso.

Para Borges Aleph es

“ infinitas cosas …vistas … desde todos los puntos del universo … Vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, y en la tierra otra vez el Aleph, y en el Aleph la tierra, vi mi cara y mis vísceras, vi tu cara, y sentí vértigo y lloré, porque mis ojos habían visto ese objeto secreto y conjetural, cuyo nombre usurpan los hombres, pero que ningún hombre ha mirado: el inconcebible universo” .

Para Dante Dios, creador del universo, es el punto del cual “ depende el cielo y toda la natura” (Pd.XXVIII ,42) y toda la creacion es un volumen que tiene atado en Dios

“ lo que en le mundo se desencuaderna/: sustancias y accidentes casi atados/junto a sus cualidades, de tal modo/que es solo débil luz esto que digo” (Pd.XXXIII, 87-90).

En ambos casos estamos en presencia de un titanico intento de dar forma poetica a una vision que comprende toda la realidad cosmica: una visio que se realiza milagrosamente como consecuencia de una sospension momentanea de la dimension espacio- tiempo. Una visio que se acerca mas a una vision mistica que al enfoque racional que caracteriza generalmente la obra tanto del poeta florentino como del escritor argentino.

Quizas la raiz comun a ambos escritores habria que buscarla en la conviccion que tanto Dante como Borges tenian del carácter metaracional de la inspiracion poetica y en la fuerza creativa de la palabra que de ella se desprende. En efecto, ambos insisten sobre la unicidad de algunas experiencias poeticas, sobre la imposibilidad de traducir dichas experiencias en versos o en prosa y sobre la enorme dificultad de poder compartirlas con el lector faltando una experiencia compartida de las mismas.

Incredulo acerca de la teologia y de la filosofia, que considera “ dos especies de la literatura fantástica” ,   Borges da la impresión de privilegiar por sobre todas las cosas la belleza como valor absoluto.

“ La música, los estados de felicidad, la mitología, las caras trabajadas por el tiempo, ciertos crepúsculos y ciertos lugares, quieren decirnos algo, o algo dijeron que no hubiéramos debido perder, o están por decir algo; esta inminencia de una revelación, que no se produce, es, quizá, el hecho estético” .

Quizas sea éste el terreno sobre el cual Borges se encuentra mas cercano a su querido Dante. Los casi setenta anos que Borges lector, interprete, ensayista, narrador, escritor, poeta ha dedicado a la literatura parecen un intento constante de descubrir y crear la belleza por medio de la palabra.Hazana que, a pesar de sus reiteradas confesiones de modestia e incapacidad, ha logrado perfectamente.

A mas de treinta anos de su muerte, la fama de Borges y el interes por su obra tan rica, poliedrica e intensa crecen de continuo y lo distancian cada vez mas de los otros grandes escritores de lengua espanola del siglo XX, aun aquellos que han recibido el premio Nobel por la literatura.

Con respecto a todos ellos podria decirse de Borges lo que Dante dice de Homero: “ Aquel senor del eminente canto/que, aguila excelsa, sobre el resto vuela” (If.IV 95-96).

No es aventurado imaginar que la obra del escritor argentino seguira hablando aun por mucho tiempo a la futuras generaciones. A despecho del olvido que deseaba para si mismo y para su obra, estamos seguros que Borges seguira aun por mucho tiempo a “ viver tra coloro/ che questo tempo chiameranno antico”(Pd.XVII 119-120).

Visto 419 veces Modificado por última vez en 25 de Noviembre de 2019
Share this article
Inicia sesión para enviar comentarios

Sitios de Interés

Suscribir y recibir noticias

Deje sus datos y le avisaremos sobre las actualizaciones mas relevantes.
Muchas gracias.

Galería

Top