Política y Economia

 

Page 1 Image 4

El padre del Comisario Montalbano falleció a los 93 años y su desaparición consternó no sólo a sus compatriotas, sino a todos quienes leyeron en todo el mundo sus novelas (traducidas a más de 40 idiomas) y vieron por televisión los eternos complicados casos que el comisario siciliano se ingeniaba para resolver, a veces con riesgo de su vida. Todos se sintieron un poco huérfanos tras la desaparición, como queda demostrado por los repetidos homenajes internacionales que se fueron sucediendo después de su fallecimiento, el pasado mes de julio. Se hizo célebre cuando contaba ya cerca de 70 años. Antes había publicado varias novelas que tuvieron un éxito apenas discreto, muy lejos del que suscitó con la serie protagonizada por Salvo Montalbano. Nacido en Porto Empedocle, muy cerca de Agrigento, la patria tambén de Luigi Pirandello, sobre el que escribió una importante biografía, Camilleri estudió en la Academia de Arte Dramático Silvio D’Amico, de la que posteriormente sería profesor. Su primer desempeño fue en la televisión como guionista y productor. Recién en 1978 -a los 53 añospublicó su primera novela, un relato histórico titulado “El curso de las cosas” Escribió otras obras de ficción pero fue a partir de “La forma del agua” en la que aparece por primera vez el emblemático comisario, cuando su nombre comenzó a resonar fuerte entre críticos y aficionados a la lectura de novelas policiales. El éxito no se detuvo. A la me ncionuda novela siguieron “El perro de terracota”, “La pirámide de fango”, “El carrusel de las confusiones”, “La pensión de Eva”, “La casa de la duda” y varias decenas más. La recreación de estos argumentos en la pantalla de la RAI representó un éxito absoluto. Interpretado el famoso comisario en su juventud por Michele Riondino, y luego el de más edad, por Luca Zingaretti, la serie ambientada en los atractivos escenarios de un pueblo de Sicilia (Vigata en la ficción y Scicli en la realidad), fue difundida en 63 países, incluída la Argentina (por el canal Europa-Europa). Millones de lectores y mas millones aun de espectadores televisivos, hicieron del anciano escritor el más popular de Italia. La vitalidad de Camilleri no disminuyó cuando pocos años antes de su muerte quedó ciego por una maculopatía. Este año había tenido una caída en la que se quebró el fémur y luego un infarto por el que se lo internó un mes antes de su muerte, ocurrida el 17 de julio último. Su fallecimiento provocó generalizado dolor tanto en Italia cuanto en todos los países donde su comisario Montalbano, rodeado por el inspector Fazio, el mujeriego Mimí y el inefable agente Catarella, sigue luchando contra la corrupción y el delito. Traducido por Carlos Mayor Ortega, se trata de una edición Salamandra de 192 páginas. Con casi 94 años, Andrea Camilleri se consagró como el novelista más leído en Italia y su vasta producción -cerca de cincuenta libros- sigue al tope. “La Intermitencia”, es una historia de corrupción, sexo e intriga policial, tres variantes que juntamente con la presencia de la mafia y los turbios manejos políticos, son temas recurrentes en la obra de este prolífico autor siciliano. Camilleri fue el creador de uno de los héroes modernos de la narrativa peninsular: el comisario Salvo Montalbano, personaje que ha ganado inusitado espacio a través de la pantalla televisiva de la RAI. Encarnado por el actor Luca Zingaretti, quien a pesar de ser chueco y calvo, se ha convertido en una CAMILLERI Su vida y su obra El más leído… El padre del Comisario Montalbano falleció a los 93 años y su desaparición consternó no sólo a sus compatriotas, sino a todos quienes leyeron en todo el mundo sus novelas (traducidas a más de 40 idiomas) y vieron por televisión los eternos complicados casos que el comisario siciliano se ingeniaba para resolver, a veces con riesgo de su vida. Todos se sintieron un poco huérfanos tras la desaparición, como queda demostrado por los repetidos homenajes internacionales que se fueron sucediendo después de su fallecimiento, el pasado mes de julio. Se hizo célebre cuando contaba ya cerca de 70 años. Antes había publicado varias novelas que tuvieron un éxito apenas discreto, muy lejos del que suscitó con la serie protagonizada por Salvo Montalbano. Nacido en Porto Empedocle, muy cerca de Agrigento, la patria tambén de Luigi Pirandello, sobre el que escribió una importante biografía, Camilleri estudió en la Academia de Arte Dramático Silvio D’Amico, de la que posteriormente sería profesor. Su primer desempeño fue en la televisión como guionista y productor. Recién en 1978 -a los 53 añospublicó su primera novela, un relato histórico titulado “El curso de las cosas” Escribió otras obras de ficción pero fue a partir de “La forma del agua” en la que aparece por primera vez el emblemático comisario, cuando su nombre comenzó a resonar fuerte entre críticos y aficionados a la lectura de novelas policiales. El éxito no se detuvo. A la me ncionuda novela siguieron “El perro de terracota”, “La pirámide de fango”, “El carrusel de las confusiones”, “La pensión de Eva”, “La casa de la duda” y varias decenas más. La recreación de estos argumentos en la pantalla de la RAI representó un éxito absoluto. Interpretado el famoso comisario en su juventud por Michele Riondino, y luego el de más edad, por Luca Zingaretti, la serie ambientada en los atractivos escenarios de un pueblo de Sicilia (Vigata en la ficción y Scicli en la realidad), fue difundida en 63 países, incluída la Argentina (por el canal Europa-Europa). Millones de lectores y mas millones aun de espectadores televisivos, hicieron del anciano escritor el más popular de Italia. La vitalidad de Camilleri no disminuyó cuando pocos años antes de su muerte quedó ciego por una maculopatía. Este año había tenido una caída en la que se quebró el fémur y luego un infarto por el que se lo internó un mes antes de su muerte, ocurrida el 17 de julio último. Su fallecimiento provocó generalizado dolor tanto en Italia cuanto en todos los países donde su comisario Montalbano, rodeado por el inspector Fazio, el mujeriego Mimí y el inefable agente Catarella, sigue luchando contra la corrupción y el delito. Traducido por Carlos Mayor Ortega, se trata de una edición Salamandra de 192 páginas. Con casi 94 años, Andrea Camilleri se consagró como el novelista más leído en Italia y su vasta producción -cerca de cincuenta libros- sigue al Su último libro: “La Intermitencia”. suerte de “actor sexy” para muchas espectadoras italianas y también del exterior, en los países donde la serie del célebre comisario se proyecta. Montalbano (el apellido está inspirado en el del fallecido novelista policial español Vázquez Montalbán, de quien Camilleri era amigo) es un detective de insoslayable impronta mediterránea que con coraje y sutil inteligencia deductiva, desenreda los siniestros hilos del delito. En este caso se trata de una empresa que como consecuencia de una crisis financiera, y a favor de una corrupción en la que se encuentran involucrados distintos personajes, deja sin empleo a quinientas personas. Una trama mechada de codicia, traiciones y adulterio que Camilleri manejó con su habitual destreza, acumulando pasiones y peripecias que mantienen en suspenso la atención hasta el inesperado desenlace. Una experiencia que no deja de sorprender y deleitar a los lectores del escritor siciliano por su imaginación prodigiosa y un estilo literario tan ameno como eficaz.

Visto 600 veces Modificado por última vez en 04 de Septiembre de 2019
Share this article
Inicia sesión para enviar comentarios

Sitios de Interés

Suscribir y recibir noticias

Deje sus datos y le avisaremos sobre las actualizaciones mas relevantes.
Muchas gracias.

Galería

Top