Quizas todo empezó con “Amarcord” , con esa evocación poética y magistral que logrò Federico Fellini de los hechos que volvían una y otra vez a pasar por su corazón y que el cine capturò para siempre. Con frivolidad se podría decir que hoy, en Italia , recordar se ha puesto de  moda o que los recuerdos cotizan bien en las arcas de las editoriales.

enzobiagi“La vita è stare alla finestra” es el título de la obra  póstuma del periodista Enzo Biagi que  acaba de publicar Rizzoli, a diez años de la desaparición de uno de los cronistas màs lùcidos de “l’Italia del Novecento” y que exhiben hoy las librerìas italianas entre los ensayos màs exitosos del momento. La guerra, el boom económico, il Sesantotto, la P2, “il berlusconismo”, contados “desde la ventana” a la cual se asomò este intelectual emiliano recordado por su casa editora como alguien que  buscò decir cotidianamente “un pò di verità in più”. Estas memorias de  Biagi, habitadas por personajes como Fellini, Berlinguer, Mondadori y Pertini, entre muchos otros, proponen –segùn se señala en los distintos actos de  presentaciòn que el libro ha merecido en toda Italia-  un viaje “attraverso quell’Italia che forse stiamo dimenticando ma che –nel bene e el male- non possiamo ancora lasciarci alle spalle”.

 

 

 

 

 

 

Andreacamilieri

El escritor siciliano Andrea Camilleri, a quien todos conocemos acà en la Argentina también por el suceso televisivo de su saga sobre “El Comisario Montalbano”, acaba de publicar “Esercizi di memoria”, un libro que èl mismo -a los 92 años y ya sin vista-  se encargò de presentar en Roma durante el mes de octubre . En este ensayo también editado por Rizzoli, Camilleri propone un delicioso recorrido por sus recuerdos de infancia y de juventud. Sus breves capítulos reúnen anècdotas que , según la crìtica de Serena Dandini para el semanario Io de Corriere della Sera, “son como càpsulas en el tiempo de una Italia que no existe màs y que -sin su poderosa escritura-- correríamos el riesgo de olvidar”. Una vez màs Camilleri, con una “memoria de elefante” que según la misma crìtica les recuerda a los italianos aquello que olvidarìan,  logra desentrañar de los pliegues de la historia oficial “el espìritu italiano màs autèntico, hecho de luces y sombras y no solo de héroes, navegantes y santos”.

Pero no solo el mercado de los libros se nutre hoy de recuerdos. Tambièn los diarios compiten editando suplementos y crònicas de hechos de la historia reciente. No pasan inadvertidos ni los cien años de la Revoluciòn Rusa ni el  aniversario de la batalla de Caporetto….

 

No es extraño que en el país de las excavaciones permanentes, las  restauraciones artísticas y la lucha por la preservación del patrimonio histórico, la memoria sea venerada y cultivada por los intelectuales. Pero tampoco es casual. En un momento en el que toda Europa debe  enfrentar los desafíos que plantea la llegada de  refugiados e inmigrantes no comunitarios y los brotes de racismo màs despiadados, Italia escribe libros y artículos sobre la historia reciente y recuerda hechos, anécdotas y episodios que considera que no deben ser olvidados. “Ejercicios de memoria” los llama Camilleri desde la portada de su ultimo libro, mientras desde los medios defiende a ultranza  la ley del Ius Soli…

Quizas todo se reduzca, en definitiva, a comprender las palabras que pronunciò el arzobispo de Spoleto-Norcia, mons.Renato Boccardo, en ocasión de la  misa celebrada en Norcia un año después del terremoto del 30/10/2016  que azotò a su población: “Il sisma non è solo un evento temporale pur grave da consegnare agli archivi ma anche una scuola di vita da cui trarre insegnamento”.

La historia como “escuela de vida”. Ni màs ni menos.

Visto 896 veces Modificado por última vez en 05 de Diciembre de 2017
Share this article
Inicia sesión para enviar comentarios

Sitios de Interés

Suscribir y recibir noticias

Deje sus datos y le avisaremos sobre las actualizaciones mas relevantes.
Muchas gracias.

Galería

Top