NutellaNutella ha cambiado la receta, y aunque la modificación es leve, los fanáticos de todo el mundo de la crema legendaria se encuentran al pie de la guerra.

Para tener en cuenta el cambio en la fórmula de Nutella fue primero un grupo de consumidores alemanes, el Centro de Protección al Consumidor de Hamburgo. En particular, era el color más brillante y más oscuro de la crema de chocolate más popular.
nutella1

 

 

 

 

El propio Ferrero de Italia tuvo que admitir que las proporciones en la receta han cambiado ligeramente. En particular, los azúcares variaron del 55.9 al 56.3% y la leche desnatada en polvo del 7.5 al 8.5%. Disminuyó, por el contrario, la cantidad de grasa, del 31.8 al 30.9%. De Ferrero señalan que la receta de Nutella sufre cambios periódicos y que el sabor básico no ha sido alterado.
No es suficiente para tranquilizar al mundo que los aficionados que despotrican contra el cambio hasta el punto de que el hashtag #boycottNutella es uno de los más comentados en Twitter, incluso en la nueva versión de 280 caracteres. En particular, los consumidores están irritados por la disminución en el porcentaje de cacao y avellanas, en beneficio del azúcar y la leche en polvo.

FUENTE: Il Messaggero.it

2dejunio2017italiaCon la solemnidad de siempre se celebró en Italia el 2 de Junio, es decir la fiesta nacional que recuerda la fundación de la República, después de la segunda guerra mundial, en 1946.

2dejunio2017italia3Un imponente desfile militar en la histórica Via dei Fori Imperiali (entre Plaza Venezia y el Coliseo), el mensaje de Mattarella y el himno nacional cantado por el tenor Bocelli, acompañado por el Coro de Santa Cecilia, fueron los hitos fundamentales del festejo que contó también con la presentación de los famosos “Frecce azzurre”,la sofisticada formación aérea, siempre muy aplaudida.

A todo ello hay que agregar que, entre las infinidad de felicitaciones que llegaron al Quirinale desde  todo el mundo, se señalan los augurios del Papa Bergoglio, quien deseó “que Italia pueda seguir progresando en paz y en prosperidad, ayudando a mantener la paz en mundo”…

2dejunio2017italia6En el desfile  participaron más de 4.000 militares y llamó la atención que la marcha fue encabezada por 400  intendentes de las comunas guiados por los representantes de las municipalidades más afectadas por los terremotos de meses atrás, especialmente en el centro geográfico de la península.

En el palco de honor, con el presidente de la República Sergio Mattarella, figuraban el primer ministro Paolo Gentiloni, la ministra de Defensa Roberta Pinotti, los presidentes de ambas  ramas del parlamento , otros ministros y el presidente del parlamento europeo,  Antonio Tajani,  junto con la Intendenta de la Capital, Virginia Raggi.

2dejunio2017italia5En su mensaje a toda la Nación el Presidente Mattarella destacó “los valores que nos unieron en aquel  2 de junio de 1946, al nacer la República, deseando que los mismos nos guíen  para afianzar las aspiraciones que tuvieron nuestros padres: ofrecerles  a las nuevas generaciones una Italia  en paz, próspera y solidaria, en condición de  cumplir  con su rol propulsivo en la comunidad internacional que hemos contribuido a construir”. Y agregó: “Las dificultades que sufrimos por las amenazas a nuestra seguridad y a nuestra prosperidad hay que enfrentarlas con la límpida consciencia fundada en los resultados que ya hemos conseguido”.

consul4

 

 

 

 

 

 

 

consul3Con un emotivo acto presidido por el Consul General de Italia, Riccardo Smimmo, se celebró en Plaza Italia, a pesar de la persistente llovizna, el 72 aniversario de la Liberación de Italia, en recuerdo de las luchas de 1945 para derrotar al nazi-fascismo, consagrándose el 25 de Abril como fecha simbólica de la victoria.

consul2 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
 
 
  

PatriciosSe trata de la segunda fiesta patria italiana, después de 2 de Junio que recuerda el surgimiento de la República Italiana, a partir de 1946. El acto tuvo inicio con el canto de los himnos nacionales argentino e italiano, acompañados por las notas musicales de la Banda del Regimiento de los Patricios

Con su discurso, después de la ceremonia de la Corona de flores ante el monumento a Garibaldi, Smimmo historió los eventos de la posguerra y rindió homenaje a los heroicos jóvenes de entonces que sacrificaron su vida en aras de la libertad y  la democracia de que gozamos en la actualidad, señalándolos especialmente a la juventud de ahora.

Sucesivamente, estudiantes de distintos establecimientos escolares de la colectividad leyeron análogos recordatorios que fueron muy aplaudidos por los presentes. Asistieron al acto el vice embajador de Italia, Stefano Canzio –en representación de la embajadora Castaldo- y el agregado militar, general Eugenio Martis, junto a dirigentes de la colectividad italiana. 

FederacionItaliana

Presenciaron también distintas asociaciones como  el Grupo Alpino y el de ANPI, entre otros. Solamente la lluvia pudo interrumpir, al final, los cánticos animados por el Coro de la Gulianas”, en representación de la Sociedad de la Región del Friuli- Venezia Giulia.

VIAJES, CULTURA, TURISMO...

Nostalgia del primer encuentro

Antonio REQUENI, escritor, poeta, periodista. Ha visitado Italia en una infinidad de viajes y en las más variadas circunstancias: como joven estudiante, turista, por razones profesionales, como enviado del diario, invitado especial de empresas o de organismos oficiales, presentaciones de libros, para ser condecorado, para estudiar la organización turística de diversas regiones… Pero -a casi sesenta años de distancia- sigue hablando con vivo pálpito y con evidente añoranza su “primer encuentro con Italia”: un país que de ahí en adelante quiso conocer y descubrir ciudad por ciudad, pueblo por pueblo, monumento por monumento, hasta perfeccionar -desde aquel impacto que perdura- una relación única con su cultura, su historia, su gente, consagrando una identidad que brota y culmina en la palabra AMOR: la cual –como resumió en una de sus poesías- en definitiva quiere decir nada más que ROMA, leída al revés…

A principios de 1959 obtuve una beca para residir tres meses en París. Era entonces un joven veinteañero y trabajaba ya de periodista en “La Prensa”. Pedí una licencia de medio año pues antes de hacerme cargo de la beca quería recorrer otros lugares de Europa. Me respondieron que no podían otorgar una licencia tan larga; que me fuera y al regresar volverían a tomarme. Fue lo que ocurrió. Pero gracias al rechazo de mi pedido de licencia permanecí en el viejo continente no seis meses sino un año.

Me embarqué en el "Federico C" y después de l7 días de "Cielo e mare" (como el aria de la ópera de Ponchielli) descendí la planchada en Barcelona. Quería pasar dos meses en España, donde tenía tíos y primos, pero no tuve suerte; me acompañó siempre el frío y la lluvia. Además, era la época dura del franquismo y encontré una España pobre, triste, sombría.

Pasé después a Italia y allí, sí, la experiencia fue inolvidable. Una Italia afortunadamente con sol; era el país de la reconstrucción, pujante, de gente extravertida, alegre. Me quedé a vivir un mes en Roma recorriendo, feliz, sus calles y callejuelas, sus plazas, sus fuentes, sus museos: Plaza España, la Fontana de Trevi, el Panteón, Piazza Navona, Campo dei Fiori, el Coliseo y el Capitolio, el Gianicolo, el Vaticano. Recuerdo mis comidas en una trattoría barata a pocas cuadras de la pensión donde vivía; la mesa con el “fiaschino” de vino dei Castelli y "cillegie" como postre. El mozo, muy simpático, mientras servía cantaba “Farfalle”, la canción de Modugno entonces de moda. Recuerdo la noche en que, inesperadamente, vi filmar un fragmento de “La dolce vita” en la fontana de Trevi; la habitual “granita di caffé con panna” en un bar del Panteón; mis morosas caminatas por el Trastevere.

Después, una semana en Nápoles, Pompeya, Capri y la Costiera Amalfitana, la cajita de música que compré en Sorrento y todavía conservo; otra semana en Florencia y Fiesole, otra semana más en Venecia, yendo de un lado a otro en los ómnibus de la CIT y visitando Pisa, Siena, Perugia, Asís, Arezzo, Mantua, Urbino, Padua, Verona y tantas otras ciudades y pequeños pueblos donde viví la emoción del tiempo y de la historia, donde me empapé de belleza y experimenté una inexpresable sensación de felicidad.

Tanto fue así que tras cumplir los tres meses de la beca en París y antes de regresar a la Argentina, quise volver a Italia para despedirme de los lugares donde tanto había disfrutado.

Hace casi 60 años de aquel viaje iniciático y sentimental que me inspiró algunos poemas y muchas páginas en prosa. Desde entonces viajé no menos de quince veces a Italia (también a España, donde mejoré notablemente mi inicial impresión). Tuve oportunidad de conocer otros lugares de la península italiana: Turín, Milán, la bella costa ligur, el jardín de Las Marcas, la muy variada y atractiva Puglia, la maravillosa Sicilia. Pero a tantos años de distancia, me es imposible olvidar la fascinación de la primera vez. Volver a Roma, a Florencia, a Venecia, siempre es una fiesta, pero incomparable con aquel primer descubrimiento. Desde entonces siento que Italia es uno de mis lugares en el mundo.

Recuerdo las palabras escritas por el poeta romántico inglés Robert Browning, que vivió muchos años entre Florencia y Venecia: “Cuando muera, abridme el pecho, encontraréis grabada en mi corazón la palabra Italia”. Yo podría repetir, con alguna modificación, dicha frase: Cuando muera abridme el pecho, encontraréis grabada en mi corazón la palabra Buenos Aires, seguida por Italia.        

ROMA-AMOR

Roberto Alifano es un escritor de extensa y reconocida trayectoria literaria.

Autor de libros de poesía, narrativa y ensayos, periodista cultural y constante viagero (fue corresponsal extranjero del diario "La Opinión") se desempeñó durante diez años como secretario de Jorge Luis Borges (él prefiere considerarse, modestamente, su “amanuense) y dirigió la tercera etapa de la revista "PROA”, fuadada por el autor de “El Aleph” en los años veinte. Entre las distinciones recibidas por Alifano merecen señalarse el Premio Pablo Neruda y el Gran Premio de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE).

Este destacado intelectual ha sumado últimamente a su rica bibliografía un volumen que posee para nosotros especial relevancia; su título: “Yo Dante, EN Mitad DEL CAMINO DE LA VIDA, una atractiva “autobiografía” del autor de la COMMeDIA (novelada, por supuesto) que acaba de ser publicada en España, con una tirada de 30.000 ejemplares, por la editorial Edelvides, en su sello Khatt, que tiene en Buenos Aires local en la avenida Callao al 200.

Entrevistado en un bar del barrio de Caballito, donde reside, preguntamos a Alifano por el origen de su interés en Dante.

-El interés empezó de chico, en Escobar, donde vivíamos, cuando mi madre me leía los tercetos del genial florentino. Después, en la escuela primaria, en tiempos de Perón, cuando nos dieron la versión castellana de Mitre publicada por la editorial Tor, en un libro de tapas blandas que todavía conservo. Lo comentaba con mi madre, que lo leía en italiano y aprendí varios pasajes de memoria. Esa devoción me acompañó toda la vida y se fortaleció a través de amigos que también admiraban a Dante: el poeta Norberto Silvetti Paz, que sabía cantos de memoria; el profesor Duilio Ferraro, un erudito en letras clásicas muy divertido, que a sus conversaciones intercalaba siempre citas en latín. También conocí, en casa de Borges, a Enrique Martorelli Francia, un obrero ferroviario que se dedicó a traducir la Divina Comedia y, al no encontrar editor, hipotecó su casa para viajar a México, donde se publicó. Pero, sobre todo, hablé mucho con otro gran admirador de la COMMEDIA: Jorge Luis Borges. Cuando colaboré con él lo acompañé en varios diálogos públicos y en 1976 o 1977 publiqué un pequeño libro con esas conversaciones que titulé “Borges y la Divina Comedia”.

-¿Cómo se le ocurrió escribir “Yo Dante…”?

-En mis viajes a Italia visité los lugares donde estuvo Dante; además de Florencia otras ciudades de la Toscana: Siena, San Gímignano; también Bologna, Ferrara, Ravenna, Pomposa, Venecia… acompañado por el ingeniero Galardi, otro fervoroso dantista.

-¡Cómo concibió esta “autobiografía’’?

-No existen muchos datos concretos sobre la vida de Dante, así que utilicé los que pueden entresacarse de su propia obra y suplí otros con la imaginación. Imaginé un manuscrito olvidado por Dante en la Abadía de Pomposa y fui hilvanando la obra con un estilo que puede ser el de la época, adaptado a la nuestra, con las necesarias referencias históricas e interpolando algunos tercetos relacionados con lo que se cuenta. Tengo lista una segunda parte, ya definitivamente ficcional, en la que, después de varias alternativas, hago aparecer el manuscrito autobiográfico de Dante en Buenos Aires. Por supuesto, no es ajena la aparición del edificio Barolo. Finalmente le preguntamos: -¿Cuáles son los valores más representativos de la DIVINA COMEDIA?

-Todos: el valor literario el histórico, el religioso, el filosófico, el político. En este libro está todo. Y, fundamentalmente, es un prodigio literario.

Página 1 de 12

Sitios de Interés

Suscribir y recibir noticias

Deje sus datos y le avisaremos sobre las actualizaciones mas relevantes.
Muchas gracias.

Galería

Top